¿QUÉ ES UNA REPRESA?

Una presa es una estructura que se emplaza en una corriente de agua para embalsarla y/o desviarla para su posterior aprovechamiento o para proteger una zona de sus efectos dañinos.

Las presas permiten controlar y disponer de agua con los siguientes fines:

  • Consumo humano
  • Consumo industrial
  • Riego
  • Navegación
  • Generación Eléctrica
  • Turismo, Esparcimiento y Recreación
  • Piscicultura

En ingeniería se denomina presa o represa a un muro fabricado con piedra, hormigón o materiales sueltos, que se construye habitualmente en una cerrada o desfiladero sobre un río, arroyo o canal con la finalidad de contener el agua en el cauce fluvial para su posterior aprovechamiento en abastecimiento o regadío, para elevar su nivel con el objetivo de derivarla a canalizaciones de riego, o para la producción de energía eléctrica, como se hace en las centrales hidroeléctricas.

Otra función de algunas presas es contener las avenidas producidas por lluvias torrenciales que podrían inundar áreas rurales o agrícolas aguas abajo.

El embalse: es el volumen de agua que queda retenido por la presa.

El vaso: es la parte del valle que, inundándose, contiene el agua embalsada.

La cerrada: es el punto concreto del terreno donde se construye la presa.

La presa: propiamente dicha, cuyas funciones básicas son, por un lado garantizar la estabilidad de toda la construcción, soportando un empuje hidrostático del agua muy fuerte, y por otro no permitir la filtración del agua hacia abajo.

A su vez, en la presa se distingue:

Los paramentos: son las dos superficies más o menos verticales principales que limitan el cuerpo de la presa, el interior o de aguas arriba, que está en contacto con el agua, y el exterior o de aguas abajo.

La coronación: es la superficie que delimita la presa superiormente.

Los estribos: los laterales del muro que están en contacto con la cerrada contra la que se apoya.

La cimentación: la superficie inferior de la presa, a través de la cual descarga su peso al terreno.

El aliviadero o vertedero: es la estructura hidráulica por la que rebosa el agua excedentaria cuando la presa ya está llena.

Las compuertas: son los dispositivos mecánicos destinados a regular el caudal de agua a través de la presa.

La descarga de fondo: permite mantener el denominado caudal ecológico aguas abajo de la presa.

Las tomas son también estructuras hidráulicas, pero de menor entidad, y son utilizadas para extraer agua de la presa para un cierto uso, como puede ser abastecimiento a una central hidroeléctrica o a una ciudad.

Las esclusas: que permiten la navegación “a través” de la presa.

La escalera de peces: que permite la migración de los peces en sentido ascendente de la corriente.

Tipos de presas

Los diferentes tipos de presas responden a las diversas posibilidades de cumplir la doble exigencia de resistir el empuje del agua y evacuarla cuando sea preciso. En cada caso, las características del terreno y los usos que se le quiera dar al agua, condicionan la elección del tipo de presa más adecuado.

Existen numerosos tipos, comenzando con que puede hablarse de presas fijas o móviles, pero primero debemos clasificarlas en dos grandes grupos según su estructura y según los materiales empleados en su construcción.

 Según su estructura

 – Presas de gravedad: son todas aquellas en las que su propio peso es el encargado de resistir el empuje del agua. El empuje del embalse es transmitido hacia el suelo, por lo que éste debe ser muy estable capaz de resistir, el peso de la presa y del embalse.

Constituyen las represas de mayor durabilidad y que menor mantenimiento requieren.

Su estructura recuerda a la de un triángulo isósceles ya que su base es ancha y se va estrechando a medida que se asciende hacia la parte superior aunque en muchos casos el lado que da al embalse es casi de posición vertical. La razón por la que existe una diferencia notable en el grosor del muro a medida que aumenta la altura de la presa se debe a que la presión en el fondo del embalse es mayor que en la superficie, de esta forma, el muro tendrá que soportar más fuerza en el lecho del cauce que en la superficie.

La inclinación sobre la cara aguas arriba hace que el peso del agua sobre la presa incremente su estabilidad.

 – Presas de bóveda o presas en arco: son todas aquellas en las que su propia forma es la encargada de resistir el empuje del agua. Debido a que la presión se transfiere en forma muy concentrada hacia las laderas de la cerrada, se requiere que ésta sea de roca muy dura y resistente. Constituyen las represas más innovadoras en cuanto al diseño y que menor cantidad de hormigón se necesita para su construcción.

Cuando la presa tiene curvatura en el plano vertical y en el plano horizontal, también se denomina de bóveda. Para lograr sus complejas formas se construyen con hormigón y requieren gran habilidad y experiencia de sus constructores que deben recurrir a sistemas constructivos poco comunes.

 La Comisión Mundial de Represas, en su balance de impactos de las represas a nivel mundial hace las siguientes conclusiones:

Los costos sociales y ambientales de las represas son devastadores y se desconoce su alcance generacional.

1 de cada 100 personas que vive en el planeta ha sido desplazada por la construcción de represas, se estima un número de 40 a 80 millones de personas. Los pueblos indígenas y las mujeres en particular han sido las victimas de estas construcciones y además han sido excluidos de los beneficios.

La población que ha sido desplazada no se les ha dado un reasentamiento apropiado lo que los ha llevado a la extrema pobreza. (En el caso particular de la presa del Chixoy, para construirla no se tomó en cuenta la opinión de las aldeas situadas en el area que fue inundada, y por esa razón aldeas enteras fueron masacradas como fue el caso de Río Negro y los pocos  sobrevivientes que quedaron no han sido resarcidos de sus pérdidas humanas y materiales.)

Se ha comprobado que las personas y comunidades que viven río abajo de los embalses, han padecido enfermedades provocadas por la alteración del caudal del río y sufren la pérdida de los recursos naturales incluida la pesca.

Los costos ambientales y el daño al patrimonio cultural son enormes, imprevistos y difíciles de mitigar, se ha condenado a la extinción a muchas especies de peces y otros animales, se incrementa la pérdida de bosques, de manglares y zonas agrícolas.

Se estima que un 60% de los grandes ríos del mundo han sido bloqueados por las represas, esto ha sido la causa de la desaparición de muchas especies de peces que se han quedado atrapados rio arriba o abajo de la represa lo que les impide emigrar.

Se concluyó que el 20 % de los terrenos regados por las grandes represas, se pierden por efecto de la salinización y anegamiento.

 Anegamiento: Inundación de un terreno agrícola ya sea por un aumento del nivel freático -capa superior del agua subterránea- o por una irrigación excesiva.

El anegamiento apelmaza el suelo, deja las raíces sin oxígeno y contribuye a la salinización.

La salinización: Se produce con frecuencia por el exceso de irrigación del suelo. El agua que se evapora en la superficie deposita las sales procedentes de rocas y capas subterráneas. Dichas sales cristalizan e interfieren en el desarrollo de las raíces.

El 5% del agua dulce del planeta se evapora de los embalses.

Las represas contribuyen con el cambio climático, puesto que emiten gases de efecto invernadero, estos gases se producen debido a la descomposición de la materia orgánica que se deposita en los embalses.

Las represas han causado un daño irreversible al patrimonio cultural de los pueblos, destruyendo la riqueza arqueológica y los lugares sagrados de los pueblos que quedan sumergidos en el embalse. (Caso de Chixoy).

Las represas se constituyen en posesionarias del recurso agua administrando el caudal ecológico y privando del derecho al agua a las comunidades ubicadas rio abajo, afectando la actividad agrícola y la calidad de vida.

La expresión caudal ecológico, es el la cantidad de agua mínima necesaria para mantener los valores ecológicos en el cauce del mismo, como:

Los hábitats naturales que son el hogar de una riqueza de flora y fauna, las funciones ambientales como dilución de poluentes,  amortiguación de los extremos climatológicos e hidrológicos,  preservación del paisaje.

La determinación del caudal ecológico de un río o arroyo se hace según un cuidadoso estudio de las necesidades mínimas de los ecosistemas existentes en el área de influencia de la estructura hidráulica que en alguna forma va a modificar el caudal natural del río o arroyo.

El agua que es retenida en las represas, modifica su constitución química debido al estancamiento, lo que puede significar la intoxicación de los pobladores y animales domésticos del lugar.

About these ads

Acerca de consultalascrucespeten

Primer Consulta Comunitaria en el Municipio de Las Cruces del departamento del Peten

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s